El boxeo: un golpe contra las calorías

Tradicionalmente se asocia el boxeo como un deporte violento y agresivo. Aunque sus orígenes se asemejan mucho a dicha fama, hoy en día el concepto ha cambiado, y por ello cada vez son más los centros de fitness que incorporan el boxeo dentro de su programa de actividades, fomentando su práctica de un modo adaptado a la mayoría de los usuarios y limitando el contacto agresivo, aspecto que excluía dicho deporte del ámbito de la salud. Aunque sí es cierto que el boxeo es un deporte de contacto y muchos centros lo practican de un modo más competitivo, en los centros de fitness el enfoque suele ser diferente: es más lúdico, priorizando los beneficios físicos y psicológicos que aporta la práctica del boxeo y disminuyendo al máximo el riesgo de lesión.

PIERDE PESO Y PONTE EN FORMA CON MI PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO ONLINE

Infórmate gratis y sin compromiso

¿Para qué me puede ir bien practicar boxeo?

  1. Liberar tensión y estrés: En nuestra vida cotidiana estamos sometidos a muchas tensiones (laborales, familiares, entre otras), esto genera un malestar en nuestro cuerpo que puede derivar en contracturas, dolores, bajo estado de ánimo, etc. La práctica de boxeo ayuda a eliminar la tensión ya que, al tener un alto componente aeróbico, se genera gran número de endorfinas (hormona de la felicidad) produciendo gran sensación de euforia y bienestar.
  2. Sentirnos más seguros de nosotros mismos:  El boxeo es una actividad ideal para personas que tienen inseguridades y complejos, pues aunque realizar la técnica perfecta no es fácil, los movimientos en sí mismos son muy sencillos y todo el mundo puede practicarlo, y a medida que vamos adquiriendo más práctica seremos capaces de realizar combinaciones de mayor complejidad, aspecto que nos otorgará      gran satisfacción. Otro de los aspectos enriquecedores del boxeo es el trabajo en parejas, lo cual nos obliga a interaccionar con el resto de la clase, creando un ambiente más ameno y divertido, siendo a la vez un paso adelante para vencer la timidez.
  3. Trabajar todo el cuerpo: ¿Cuántas veces hemos escuchado que la natación es el deporte más completo? Sí es cierto, pero hay muchos deportes que también lo son y uno de ellos es el boxeo. Mucha gente puede pensar que en el boxeo solo se trabaja el tren superior, nada más alejado de la realidad. Practicando boxeo trabajamos tanto tren superior como inferior y tronco. Hagamos un desglose muy global de los      músculos trabajados:
    • Al golpear: Obviamente trabajamos tren superior, y más concretamente, pectoral y tríceps en la fase de extensión de codo para el golpeo, y es que el bíceps tiene un papel importante en golpes como el gancho o hook. No debemos olvidar la musculatura del core (paravertebrales, abdomen, oblicuos, transverso, etc.), ya que el golpe bien realizado incluirá una rotación de tronco que añadirá potencia al puñetazo, sin mencionar el tren inferior que también realiza una importante función en la cadena muscular en el momento de iniciar el movimiento de golpeo.
    • En la guardia: El mero hecho de estar en guardia ya nos obliga a tener nuestros puños protegiendo nuestro rostro elevando la articulación del hombro constantemente, por lo que el deltoides se verá sometido a una  carga constante que nos ayudará a fortalecerlo.
    • En los desplazamientos: En esta fase trabajamos en gran medida el tren inferior, tanto cuádriceps e isquiotibiales (en los desplazamientos frontales) como abductores y adductores (en los desplazamientos laterales) y sobretodo los gemelos, ya que en el boxeo debemos intentar apoyarnos siempre sobre las puntas de los pies para un desplazamiento más rápido y efectivo.
    • Esquivas: Los principales músculos que trabajan en esta fase son los abdominales, oblicuos, paravertebrales, transverso y musculatura lumbar, ya que en las esquivas realizamos un movimiento de flexo-extensión de tronco sumado con uno de rotación. En este movimiento las piernas tienen un papel muy importante ya que la mayor parte de la esquiva se realiza con las piernas mediante una ligera flexión de rodilla, por lo que los cuádriceps serán importantes también.
  4.  Aumentar nuestra resistencia: Cabe destacar que el boxeo tiene una importante carga aeróbica, ya que nunca estamos parados, por lo que ayuda a mejorar aspectos como la capacidad aeróbica y la circulación; pero no debemos olvidar que tiene un gran componente anaeróbico. Todos los movimientos, tanto los desplazamientos como los golpeos, se realizan con la máxima velocidad posible, por lo que      desarrollamos el sistema anaeróbico. Por lo tanto trabajaremos tanto la resistencia aeróbica como la anaeróbica.
  5. Mejora de agilidad y coordinación: Ésta es  una de las mejoras que más rápidamente notaremos. En el boxeo no se trata simplemente de pegar puñetazos, cada golpe tiene su técnica y posición, la velocidad de ejecución, para que el movimiento sea efectivo, debe de ser rápida y la cosa se complica si en vez de hacer uno o dos movimientos añadimos más golpeos y movimientos a la combinación. Por lo que ganaremos fluidez de movimientos y con la práctica llegaremos a mecanizarlos.
  6. Perder peso y definición muscular: La practica de boxeo es una de las que más gasto calórico supone. Pongamos un ejemplo: Caminando a paso normal quemamos unas 0,1 calorías / minuto, mientras que practicando boxeo quemamos unas 0.22 calorías / minuto. Obviamente el gasto calórico variará en función de las características de la persona, pero podemos ver que, en este caso, es más del doble. Este elevado gasto  calórico es debido a 2 aspectos fundamentales:
    • Deporte muy  completo: Todos los grandes grupos musculares (cuádriceps, isquiotibiales, pectoral, dorsal y abdominales) trabajan en mayor o menor medida, por lo que ayuda al aumento del metabolismo basal y al aumento del consumo calórico.
    • Trabajo aeróbico / anaeróbico: El trabajo aeróbico ayuda al producir un consumo calórico lento pero constante y el anaeróbico aporta quemando más calorías en las fases de alta intensidad y con el fenómeno del epoc,  dónde se produce un déficit de oxígeno al haber actividad de alta intensidad, por lo que una vez cesa la actividad el organismo sigue consumiendo calorías para pagar ese déficit de oxígeno, es decir que al acabar notaréis que estaréis cansados y seguiréis así durante unos 30 minutos más.

 

¿Existen riesgos en la práctica del boxeo?

Como ya he comentado antes, a pesar de sus orígenes violentos, hoy en día el boxeo se ha adaptado para que todo el mundo pueda practicarlo. Al ser un deporte de contacto siempre existe un riesgo de llevarse algún golpe. Para controlar los riesgos es imprescindible la figura del entrenador, éste debe de dejar claro la importancia de ciertos parámetros de seguridad para la práctica segura del boxeo:

  1. Primar la diversión y el aprendizaje por encima del  resultado.
  2. Controlar que si se hace contacto los golpes sean muy suaves a marcar.
  3. Asegurarse de que los practicantes llevan el material necesario para su practica: Vendas, guantes de 10 o 12 oz, calzado adecuado, casco y bucal (en caso de hacerse contacto suave).
  4. Asegurarse de las características y posibles limitaciones de los alumnos antes de empezar.
  5. Enseñar la técnica en el espejo antes de empezar a colocarlos en parejas.

Asegurarse de hacer paradas para permitir la hidratación durante la práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: You can use these tags <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>